Las legumbres, que tantos beneficios nos aportan y lo saludables que son para nuestra salud, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, hemos bajado el consumo a menos de la mitad de lo recomendable por habitante, ya que de 25 a 45 gramos al día, hemos pasado a 12 gramos día.

Ya sabemos que en el mundo en que vivimos, con prisas y no demasiado tiempo, el cocinar las legumbres como lo hacían nuestras abuelas se está perdiendo, pero tenemos que intentar recuperar esta tradición tan nuestra, y algunas de las razones por las cuales debemos volver a su ingesta las doy seguidamente.

1ª Son parte de nuestra dieta mediterránea
2ª Se relacionan con un menor riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto.
3ª Contribuyen a cubrir nuestras necesidades energéticas.
4ª No engordan, aportan unas 200 calorías por plato cocinado, menos que una cucharada de aceite de oliva.
5ª Mejoran el riesgo para el desarrollo de arterioesclerosis.
6ª Son ricas en proteínas ( 20 – 25 gramos/ 100 gramos )
7ª Nos dan energía, casi el 60 por ciento son carbohidratos.
8ª Tienen fibra de la mejor calidad, destacan por eso.
9ª Son fuente de vitaminas ( A, B, C, E, K ).
10ª Contienen importantes minerales ( Calcio, Magnesio y Hierro )
Las podemos tomar de la forma más tradicional, estofadas o bien en ensalada, de cualquier manera nos serán muy saludables.